Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
25 marzo 2024

Diez planes en familia para cuidar el planeta

Te proponemos diez actividades para celebrar el Día mundial del clima. Diez experiencias de aprendizaje para que pequeños y grandes se conciencien sobre la importancia de la sostenibilidad.

Si has llegado hasta aquí es que estás dispuesto a pasarlo en grande este Día mundial del clima, al tiempo que das una lección medioambiental a tus hijos. Y probablemente no sean los únicos que tomen nota de estos aprendizajes.

La educación ambiental es indispensable para mejorar la conciencia y el conocimiento sobre cómo debemos cuidar del planeta, y el acelerado cambio en el clima que todos percibimos es una de las manifestaciones más evidentes de que algo no se está haciendo bien. “No podemos cambiar el mundo, a menos que primero cambiemos nosotros mismos”, repite a menudo  la joven activista Greta Thunburg.

Educar con principios de sostenibilidad ayuda a los niños, niñas y jóvenes a actuar de una manera más responsable. Valora cómo cualquiera de estas diez actividades les va a regalar herramientas para que sean agentes activos en el cuidado del mayor legado que podemos dejar a las generaciones venideras. El esfuerzo merece la pena.

 

‘Plogging’, cuida tu cuerpo y tu entorno

Una propuesta para hacer ejercicio en familia de una forma diferente, y con éxito asegurado. El plogging combina deporte con la recogida de residuos. Además se puede practicar como más guste, andando o corriendo son las más habituales, pero también buceando, haciendo esnórquel o kayak, por desgracia en el mar abundan los residuos urbanos.

Unos guantes y una bolsa (una red si se hace en el agua) completan el equipamiento de la revolución plugging, que surgió en 2016 en Suecia, una sociedad especialmente concienciada sobre la contaminación de plásticos que asola a todo el planeta.

 

Planta un árbol, al menos uno en la vida

Contribuir a la reforestación es una de las aportaciones más interesantes que puede hacer tu familia para celebrar el Día del Clima. Para disfrutar de esta actividad tendrás que haber actuado con un poco de previsión, informándote en las webs de organizaciones como Reforesta, donde se convocan jornadas de voluntariado en diversas partes de España, otra opción es consultar en la empresa social Bosquia.

En muchos casos se puede realizar este acto de una manera más íntima. Plantar un árbol o cualquier otra especie vegetal en un jardín privado o en una maceta para cuidarlo y verlo crecer en familia, y quién sabe, con la posibilidad de que más adelante sea trasplantado en un bosque con la ayuda de la organización adecuada. Otra idea es regalaros un huerto doméstico y empezar a cuidarlo este 26 de marzo.

 

Ordena tus armarios y practica la economía circular

Nunca hubieras podido imaginar que ordenar tus armarios podría convertirse en una actividad para todos los públicos, y entre ellos tus hijos 😉 Seleccionar todo lo que ya no se utiliza en casa, además de descongestionar tus armarios, puede servir para recircular esos productos, reciclar de forma adecuada y practicar la solidaridad.

Ni te imaginas todo lo que esconden tus armarios.

  • Medicamentos: que puedes donar en los puntos Sigre de tu farmacia de confianza. En esta iniciativa colaboran todas la cadena de valor de la industria farmacéutica para eliminar, reciclar y reutilizar medicamentos caducados de un modo organizado y eficiente.
  • Ropa: las prendas de vestir en desuso atascan hasta el vestidor de la mansión Barbie. Una vez decidido todo lo que vas quitar, cuenta con la ayuda de tus hijos para seleccionar, una auna, las prendas: ropa en mal estado en los contenedores especiales; para la que esté en uso, puedes pensar en regalarla a gente de tu entorno para que le dé una nueva vida (eso también es economía circular). También puedes  donarla a organizaciones como Cáritas o su proyecto social Moda re- (en ese enlace puedes localizar los de tu ciudad).
  • Esta parte puede ser dolorosa para algunos, pero cuando se explica a los más pequeños que otros niños van a poder jugar con los juguetes que tienen olvidados, puedes estar seguro de que contarás con su complicidad. Cruz Roja, BeneBene o Rastro Retel son algunas de las organizaciones en las que puedes hacer entrega los que estén en buen uso. Los que ya no permitan más juego, hay que llevarlos a un punto limpio municipal, sin haber olvidado antes quitar las pilas para reciclarlas de su contenedor específico.

 

Apaga las luces, es divertido e instructivo

En el día a día no somos conscientes de que la electricidad nos permite continuar con nuestra actividad cuando la luz del sol se apaga. Sin embargo, el coste medioambiental de esta industria es importante, por lo que un buen aprendizaje para pequeños y grandes es utilizar este recursos con cabeza, y descubrir lo divertido que puede ser apagar todas las bombillas de la casa.

Bastará con encender unas velas para vivir un momento mágico cenando con su única iluminación, jugando a las sombras chinas o, símplemente, contando historias como durante tantos miles de años lo hicieron nuestros ancestros en familia alrededor de una fogata.

 

Mirar al cielo, aprendizaje asegurado

Caminar hasta un lugar oscuro de tu población para mirar las estrellas es también una buena forma de celebrar el Día mundial del clima en familia. Aunque la simple contemplación resulta fascinante al ver como poco a poco aparecen cientos de luces de manera casi mágica a medida que el ojo se habitúa a las condiciones lumínicas, no está de más preparar un poco la jornada.

Conviene identificar las estrellas más icónicas, diferenciar la visión de los planetas de las estrellas y las constelaciones. La buena noticia es que no tienes que formarte en la NASA previamente, es tan sencillo como llevar bajo el brazo un libro infantil sobre astronomía o un atlas del universo. Y con un poco de suerte, puede que disfrutéis incluso del espectáculo de una estrella fugaz.

 

Manualidades con materiales recicladas

Portalápices, cohetes espaciales o abejas con los canutillos de los rollos de papel higiénico. Pájaros, setas o marionetas de dedo con hueveras. Flores, un ventilador manual o un reloj de arena con botellas de plástico. Internet está lleno de provocadoras propuestas para hacer manualidades con materiales de los que normalmente no hacemos ningún uso. Elige junto a tus hijos qué les apetece hacer, y manos a la obra. Y durante esta jornada de manualidades, cuéntales la importancia de dar un nuevo a los materiales ya fabricados que desechamos.

 

Cocina una tarta de frutas sin desperdicio

Reunir a la familia en la cocina también puede ser instructivo. Cocinar una tarta de frutas es una gran idea, mejor aún si eliges una receta sin desperdicio en esta web. Esta jornada culinaria servirá además para concienciar a tu familia sobre el problema que supone para España el desperdicio anual de más de 7,7 millones de toneladas de comida (según estimación de AECOC). Y una de las fórmulas de mejorar la situación, es sensibilizando desde pequeños de que es posible cocinar minimizando los residuos y conociendo las fórmulas para convertir en nuevos ingredientes esos sobrantes. No es nada nuevo, el recetario español siempre fue maestro en la cocina de aprovechamiento.

 

Paseo sensorial por el campo

Explorar los cinco sentidos en el bosque es también una forma muy educativa de acercarse a la naturaleza si los niños son aún pequeños. En esta exploración deben ver, tocar, oír, oler e incluso practicar con el gusto, siempre con la debida supervisión y explicación de un adulto. Se trata de un juego similar al de la búsqueda del tesoro, pero en el que cada uno participa mostrando a los demás qué sentido va a practicar y cómo lo va  hacer. Ver la vida en la copa de un árbol, tocar la savia de un tallo, oír el canto de un pájaro, oler una flor o comer un fruto silvestre es tan divertido como instructivo.

 

Identificar rocas y minerales

¿Qué diferencia una roca de un mineral?, ¿cómo son las rocas sedimentarias?, ¿cómo distinguir a una roca ígnea? Una excursión a una zona de rica geología puedes ser también muy instructiva. Además se puede acabar la jornada convirtiendo en una auténtica obra de arte unos guijarros de río pintándolos con rotuladores de colores.

 

Visitar una granja o el zoo

Finalizamos con una propuesta de éxito asegurado. La fascinación de pequeños y grandes por los animales es siempre una fuente de alegría, y las propuestas para tomar contacto con ellas son cada vez más variadas. Desde las clásicas visita al zoo o a la granja escuela a otras, más novedosas, como las reservas de asociaciones y protectoras de animales como burros o galgos, todas garantizan grandes aprendizajes. Una invitación a reflexionar sobre los efectos que el cambio en las condiciones climáticas tiene sobre el resto de las especies animales que pueblan el planeta. Y si alguien quiere llegar más lejos, siempre existe la posibilidad de amadrinar o apadrinar alguno de los habitantes de uno de estos santuarios, apoyando activamente la labor de la asociación. Toda implicación es poca para celebrar el Día mundial del clima.

 

 

 

Contenidos relacionados

Entrevista a Beatriz Acevedo, coordinadora Sostenibilidad Grupo Mutualidad: “Todos podemos poner acciones que contribuyen a la lucha contra el cambio climático”

Eficiencia energética: que debes cambiar en tu despacho y cuánto puedes ahorrar

El plogging, bueno para ti, mejor para el medioambiente

 

 

¡Únete a la comunidad de personas que ya están definiendo su futuro!



#Mercados: Se alejan las nuevas bajadas de tipos

Poco se parece este 2024, cuando estamos a punto de llegar a su mitad, a lo que al comienzo de ejercicio preveíamos en materia de tipos de interés: allá por el lejano enero, no eran pocas las casas de inversión que veían posibles bajadas de tipos en Estados Unidos… en marzo.

Leer Más >>