Jóvenes, el reto del ahorro y la independencia económica

La dificultad de acceso al mercado laboral y los sueldos precarios suponen un desafío para la independencia económica y el ahorro de los millennials. ¿Cuántos lo consiguen?

Son una generación digital, sobradamente preparada y que se han enfrentado al reto de la crisis desde que tienen edad para ingresar en el mercado laboral. A estos jóvenes les persigue también la mala fama, dicen de ellos que se preocupan poco por su futuro, que solo piensan en viajar o que no les interesa ahorrar. Quizás los datos desmitifiquen estas creencias.

 

Ahorro e independencia

Hay diversos estudios que desmienten la creencia de que ser joven y ahorrar son antónimos. Al parecer los jóvenes entre 18 y 35 años ahorran, aunque puede que sus bajos salarios sean un impedimento para que ese colchón crezca lo suficiente.

Por ejemplo, según el Barómetro VidaCaixatres de cada cuatro jóvenes con trabajo, de entre 25 y 35 años, ahorra de media 155 euros al mes, lo que representa un 17 % de sus ingresos. Si hablamos de su perfil, comienza a ahorrar a los 22 años, el 78 % de ellos tienen trabajo, vive en la gran ciudad y tiene pareja o hijos en el 58 % de los casos. Un dato importante: el 61 % ahorra menos de lo que desearía.

Es verdad que, en el otro extremo, tenemos a los jóvenes que no trabajan y, por tanto, no ahorran y que suman el 47 %. Una cifra a todas luces muy alta y que refleja la precariedad laboral de los jóvenes. El 48 % de ellos son solteros, suelen vivir con sus padres (41 %) y su familia les ayuda económicamente (42 %).

 

Edad y capacidad de ahorro

Son interesantes las conclusiones del Informe de Ahorro COINC que indican que hay una clara relación entre la edad y la capacidad de ahorro; con dos momentos claves en la capacidad de ahorro de los españoles: el de la inserción laboral y el de la jubilación.

Tras analizar los hábitos financieros de más de 134.000 clientes de la plataforma virtual de Bankinter, determinan que los jóvenes menores de  25 años solo son el 6 % del perfil medio del ahorrador, mientras que sube al 27 % de los ahorradores los que tienen entre 25 y 34 años. ¿Cuánto pueden ahorrar? Todos tienen menos de 2.000 euros en el banco.

Otra interesante deducción es que las necesidades de los ahorradores cambian en función de la edad. Mientras que el mayor porcentaje de ahorro para la boda es de 25 a 34 años, se crean más metas relacionadas con los niños entre los 35 y los 44 años.

 

¿Qué les preocupa?

Los millennials parecen tener los pies en el suelo y se preocupan por su futuro, al menos así se desprende de la encuesta “La jubilación y los hábitos de ahorro de los españoles” del Instituto Santalucía. “Se preocupan por pasar largos períodos como becarios porque cotizan la base mínima (64,36 %) y por haber comenzado a cotizar más tarde que sus padres (68,39 %)”, asegura el estudio.

Además, a más del 80% de los encuestados les preocupa no ganar lo suficiente como para ahorrar para la jubilación (87,56%) o que los años cotizados no sean suficientes para jubilarse a la edad deseada (84,58%).

¡Únete a la comunidad de personas que ya están definiendo su futuro!



Cómo pasar de la teoría a la práctica emprendedora

El emprendimiento jurídico pasa hoy más que nunca por el aprendizaje de habilidades específicas que conduzcan a buen puerto el talento emprendedor. Si eres estudiante o profesional del mundo jurídico, no dejes pasar la oportunidad que te ofrece la 5ª Edición Lab Emprendimiento Jurídico para convertir tu iniciativa emprendedora en un proyecto concreto. ¡Apúntate! Las inscripciones están abierta hasta el 6 de marzo.

Leer Más >>

Diversificar para ganar

Lo dice Warren Buffet, uno de los mejores inversores de la historia, y lo confirma la práctica financiera: “No pongas todos tus huevos en la misma cesta” e “invierte en aquello que conoces perfectamente”. El también conocido como ‘oráculo de Omaha’ por su olfato inversor, va más allá: “Es mejor tener unas pocas cestas muy seguras en las que poner todos los huevos”. Hablamos de diversificación.

Leer Más >>

#MERCADOS: Data-Dependent

Antes de comenzar con el grueso -espero que no se haga demasiado bola- del artículo, pido disculpas a los lectores por el anglicismo que titula este pequeño ensayo: claramente me sitúo entre aquellos que prefieren traducir del inglés todo aquello que se puede expresar en nuestro idioma de manera muy aproximada, incluso literal.

Leer Más >>