Cultura financiera, una herramienta útil de empoderamiento ciudadano en el Día Internacional de las Personas con Discapacidad

El Día Internacional de las Personas con Discapacidad recuerda a todas las organizaciones su papel para avanzar hacia una sociedad más justa e integrada.

 

Este 3 de diciembre se celebra el Día Internacional de las Personas con Discapacidad y Naciones Unidas en su afán de impulsar soluciones transformadoras para un desarrollo inclusivo, fomenta la inclusión de la discapacidad como condición esencial para el respeto a los Derechos Humanos, el desarrollo sostenible, la paz y la seguridad. Un propósito que Fundación Mutualidad Abogacía tiene interiorizado, ya que, dentro de las diferentes iniciativas que desarrolla, implementa programas de intervención socioeducativa como el Laboratorio ahorro y  consumo responsable, cuya finalidad es que personas con Inteligencia Límite (en adelante IL) aprendan cuestiones económicas  que les afectan, adquiriendo el control del proceso de toma de decisiones racionales diarias con una perspectiva de sostenibilidad y responsabilidad ciudadana.

En 2020, de los 1,9 millones de españoles con discapacidad en edad de trabajar (de 16 a 64 años), sólo el 34,3% estaba activo, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Un colectivo que supone el 6,3% del total de la fuerza laboral española que, poco a poco, se va incorporando al tejido productivo, a pesar de que queda aún les queda un largo camino por recorrer.

 

Tres claves de empresa para avanzar hacia la inclusión real

“La integración social de las personas con discapacidad es un derecho constitucional, y corresponde a los poderes públicos llevar a cabo políticas que eliminen las barreras que la impiden o dificultan. La incorporación al mercado laboral de este colectivo es un factor destacado para conseguir su plena integración”, explica Ana Torralba, gestora de Programas de Fundación Mutualidad Abogacía, entidad en la que desarrolla propuestas de innovación social.

 

“Cuando se habla de personas con discapacidad, es muy importante superar prejuicios y estereotipos relacionados con el colectivo”. En opinión de Torralba, “las campañas de sensibilización son necesarias ya que, permiten erradicar imágenes no del todo certeras en lo relacionado al desempeño laboral y la bajada de la productividad de este tipo de personas.

El sobresfuerzo inicial que conlleva la adaptación al puesto de trabajo por parte de las empresas adecuándolo a las características de la persona, pronto se ve recompensado por el tesón e ímpetu que desprende el trabajador discapacitado cuando se encuentra empleado”.

Para seguir avanzando en la buena dirección en una jornada como el Día Internacional de las Personas con Discapacidad, recuerda también que no se debe de olvidar el papel que juegan las entidades sociales como agentes de transformación social al promover la empleabilidad de este tipo de colectivos, como complemento al Real Decreto 870/2007, de 2 de julio, por el que se regula el programa de empleo con apoyo como medida de fomento.

En la era del customer centric, hay otra labor esencial para acercar los servicios que la empresa comercializa a la especial capacitación de cada grupo dentro del mundo de la discapacidad. “De nada sirve ofrecer un producto que no sea accesible o adecue a lo que necesita una persona, con independencia de su origen o condición”, insiste Torralba: “En este momento nos encontramos en un punto de inflexión, ya que las empresas comienzan a poner atención a las necesidades específicas de sus clientes. Mutualidad de la Abogacía, por ejemplo, es una buena muestra de ello ya que siempre ha sido cuidadosa en ofrecer productos y servicios ubicando a sus mutualistas en el centro”.

Cultura financiera, clave para la autonomía

En este sentido, el Laboratorio ahorro y consumo responsable para personas con discapacidad intelectual de Fundación Mutualidad Abogacia es un ejemplo de la importancia capital que las entidades sociales tienen como radar de identificación de nuevas necesidades sociales.

En el año 2020 y como fruto de un replanteamiento estratégico, la Fundación puso en marcha el Laboratorio para público infanto-juvenil gracias a la colaboración de entidades como Cruz Roja Española y diversos consejos de participación infantil de varios ayuntamientos de la Comunidad de Madrid.

La experiencia fue tan positiva que no dudaron en adaptar sus contenidos y metodologías a otros colectivos con necesidades especiales, pero con altos niveles de empleabilidad asesorados por el expertise Fundación Capacis. “Las personas con IL requieren de apoyos específicos. Debido a la gran heterogeneidad, es difícil identificar sus necesidades y delimitar los apoyos que precisan, es por eso por lo que esta iniciativa tiene la finalidad de empoderar a estas personas que se encuentran en procesos de emancipación financiera, con un conocimiento que les permita consumir responsablemente, así como ejercer una ciudadanía plena y de manera responsable ” afirma una satisfecha Ana Torralba.

 

¡Únete a la comunidad de personas que ya están definiendo su futuro!



Black Friday o Día de No Comprar: elige tu camino

Si tu objetivo es convertirte en un consumidor responsable, capaz de comprar lo que necesitas y con garantías medioambientales, al tiempo que ves crecer tus ahorros, este post te interesa. Te proponemos dos vías: el Black Friday o el Día de No Comprar.

Leer Más >>