¿Estás pensando en montar tu despacho de abogados virtual?

Hoy, 16 de abril, se celebra el Día Mundial del Emprendimiento, una fecha para impulsar el espíritu emprendedor y fomentar la generación y puesta en marcha de ideas.

Hoy más que nunca necesitamos emprendedores. Sabemos que la tarea no es fácil y que está llena de obstáculos, pero también somos conscientes de que tenemos una generación de jóvenes que está creando negocios innovadores en todo el mundo y en todos los sectores, por supuesto también en el legal.

Si tienes espíritu emprendedor y te preguntas “¿Cómo montar un despacho de abogados virtual?”, este artículo publicado en la revista Emprendedores presta atención a tres aspectos clave: cómo vas a gestionar tu despacho, qué servicios vas a ofrecer y cómo captar clientes. Vamos a ahondar un poco más en ellos.

¿Cómo vas a gestionar tu despacho?

Afortunadamente, en los últimos años hemos asistido a un crecimiento exponencial de herramientas de gestión de proyectos que se adaptan a las necesidades de cualquier abogado o procurador.

La nube nos permite trabajar desde cualquier lugar y momento, así como gestionar todos los aspectos judiciales y extrajudiciales de nuestro despacho virtual. Ante la variedad de soluciones, debemos comparar y analizar bien cuáles son las necesidades concretas de nuestro despacho para acertar en la decisión.

Aquí tienes dos ejemplos. En primer lugar, Kleos es un software específico y personalizado para abogados de Wolters Kluwer que permite gestionar expedientes, manejar la agenda y el tiempo, movilidad, facturación y conectividad. En segundo, Nubbius es una aplicación SaaS que te posibilita de una forma más económica, aunque con menos funcionalidades, gestionar tu despacho desde la nube integrado con Google Apps for Work.

¿Qué servicios vas a ofrecer?

Antes de crear un despacho de abogados virtual, como en cualquier otro emprendimiento, es necesario tener muy claros tus objetivos, plasmarlos en una hoja de ruta y definir las acciones y estrategias que llevarás a cabo para conseguir esos objetivos.

En este sentido, tener claro qué servicios vas a ofrecer, cuál es tu mayor valor o lo que te diferencia de la competencia es fundamental. A partir de ahí, te dotarás de las soluciones necesarias para proveer ese servicio al cliente con calidad. Por ejemplo, herramientas de gestión de reuniones o si decides acudir a empresas que ofrecen despachos y oficinas virtuales para abogados.

También en el diseño de tus servicios puedes utilizar la tecnología para, por ejemplo, ofrecer soluciones paquetizadas, o incluso enfocarte en vender soluciones completas de gestión laboral, fiscal y contable para pymes y autónomos buscando partners o externalizando parte del trabajo.

¿Cómo vas a captar clientes?

Dar a conocer tu despacho virtual y captar y fidelizar clientes es clave en el éxito de tu emprendimiento. Por supuesto, tener una buena página web es básico, así como construir y alimentar redes sociales con contenidos originales y de calidad.

Existen en el mercado numerosas herramientas innovadoras de marketing para dar visibilidad a tu despacho online, mejorar tu posicionamiento SEO o acceder a publicidad de pago en redes sociales (como Google Ads o Facebook Ads), así como para crear vídeos, podcasts, live streaming, eventos virtuales, etcétera.

En este blog hablamos mucho sobre estos temas. Te recordamos un par de post donde puedes encontrar información útil: “El mayor reto en un despacho de abogados: la captación de clientes” y “Abogados y redes sociales”.

¡Únete a la comunidad de personas que ya están definiendo su futuro!



Diversificar para ganar

Lo dice Warren Buffet, uno de los mejores inversores de la historia, y lo confirma la práctica financiera: “No pongas todos tus huevos en la misma cesta” e “invierte en aquello que conoces perfectamente”. El también conocido como ‘oráculo de Omaha’ por su olfato inversor, va más allá: “Es mejor tener unas pocas cestas muy seguras en las que poner todos los huevos”. Hablamos de diversificación.

Leer Más >>

#MERCADOS: Data-Dependent

Antes de comenzar con el grueso -espero que no se haga demasiado bola- del artículo, pido disculpas a los lectores por el anglicismo que titula este pequeño ensayo: claramente me sitúo entre aquellos que prefieren traducir del inglés todo aquello que se puede expresar en nuestro idioma de manera muy aproximada, incluso literal.

Leer Más >>